martes, 12 de mayo de 2009

El camino a los Yungas

Hola guapis!!!!

Hoy me ha llegado un mail sobre La Carretera de la muerte y, buscando más información en internet, esto es lo que he encontrado:


El Camino a los Yungas, más conocido como la Carretera de la Muerte, es una carretera boliviana de unos 80 km de extensión, que une La Paz y la región de Los Yungas. Fue construída por prisioneros paraguayos durante la Guerra del Chaco en la década de 1930.

Dicha carretera es famosa por su peligrosidad y, en consecuencia, por el número de accidentes y personas fallecidas (un promedio de 209 accidentes y 96 personas muertas al año). Tiene pronunciadísimas pendientes, sólo cuenta con un solo carril (de 3 metros en algunos lugares), carece de guardarraíles y, además, en la zona son habituales la lluvia y la niebla, que disminuyen notablemente la visibilidad, el piso embarrado y las piedras sueltas que caen desde las montañas.


Por todo ello, en 1995, el Banco Interamericano de Desarrollola lo bautizó como "el camino más peligroso del mundo".


Otra curiosidad de La Carretera de la Muerte es que es obligatoria la conducción por la izquierda (es el único lugar de Bolivia donde se conduce conservando la izquierda, como en Gran Bretaña o Australia) para que los conductores que van a la izquierda, en caso de cruce, cosa que sucede muchas veces durante el recorrido, vean con mayor facilidad el borde del camino, que en casi todos los lugares de cruce es un abismo, llegando en un lugar hasta los 800 m en vertical.



Además, el conductor que conduce subiendo la cuesta (en dirección a La Paz) tiene prioridad por sobre el que baja (en dirección a Los Yungas), por lo que el vehículo que desciende debe detenerse cuando sube otro.

Actualmente, existe otra carretera mucho más moderna y segura que conecta La Paz con Los YUngas pero las características de la ruta y su enorme belleza, la han convertido en un gran destino turístico de la zona.

Espero que os haya gustado!

1 comentario:

yolanda dijo...

Gracias por haber visitado mi blog, así he podido descubrir el tuyo.
Besitos